Roblería

Los robles de altura comienzan a aparecer en las cordilleras de Colchagua, en forma de bosquetes -principalmente renovales entre los 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar. Los hualles (robles jóvenes) ocupan algunas de las laderas de los cerros, muchas veces mezclados con ciprés de la cordillera. En Alto Huemul, las poblaciones de roble o pelliteño; como se les llama a los árboles maduros, corresponden a la distribución mas septentrional que presenta la especie en la actualidad y que, por su aislamiento y tamaño, corresponden a un bosque de extraordinario valor ecológico,florístico y recreacional. Los robles son árboles de hoja caduca, y esta cualidad le da al paisaje una gran variedad a lo largo del año. En las quebradas por donde corre agua, los robles están acompañados de quillayes, canelos, olivillos, radales y naranjillos.