Santuario

Estos bosques han sido intervenidos históricamente por el hombre para la obtención de leña y carbón. También han sido usados como zonas de pastoreo de ganaderos trashumantes, los que llevan a los animales a los bosquetes para protegerlos durante las tormentas de verano, y para alimentarlos de las hierbas. La roblería ha sido objeto además de numerosos incendios forestales de los cuales todavía hay claras evidencias.